Las mujeres defectuosas

Inicié mi residencia allá por mayo, y otra de las cosas que más me sorprende a día de hoy es la cantidad de mujeres que responden “Sí, si puedo quería” a la pregunta de “¿Vas a dar pecho?”. Al principio me asustaba, claro, yo no conocía a ningún monstruo que viniese a quitarle la lecheSeguir lendo “Las mujeres defectuosas”