Nudo verdadero de cordón

View this post on Instagram

Nudo verdadero de cordón. Fotografia tomada por mi coR @rguezvanessa ❤ Un nudo verdadero es una condición muy infrecuente (yo he visto uno en toda la residencia y se estima que sucede en menos del 1% de los embarazos). No suele suponer un problema siempre que se mantenga flojo, como es el caso, y que es en la mayoría de las ocasiones, ya que la gelatina de wharton protege los vasos sanguíneos contenidos en el interior y de por si no contraindica un parto vaginal. En el caso del nudo que yo vi el RCTG estuvo perfecto (no hizo ni DIP1 en el expulsivo) y el bebé nació tras un parto vaginal espontáneo sin complicaciones. Este caso también ha sido un parto vaginal sin complicaciones. Sin embargo, y de forma muy infrecuente, si el nudo se aprieta, si puede suponer un problema grave por la restricción del flujo sanguíneo que llega al feto. De detectarse esta complicación el equipo de ginecología decidirá junto con la madre la actitud a tomar. ¿Y por qué pasa? Pues porque el bebé, especialmente en las primeras estapas del embarazo, tiene sitio para bailotear lo que quiere y más y si le da por hacer alguna 'voltereta' puede enredar el cordón (especialmente en aquellos cordones más largos). La naturaleza a mi me sigue pareciendo brutalmente brutal.

A post shared by LidiaCigüeña (@lidiaciguena) on

Deixar unha resposta

introduce os teu datos ou preme nunha das iconas:

Logotipo de WordPress.com

Estás a comentar desde a túa conta de WordPress.com. Sair /  Cambiar )

Google+ photo

Estás a comentar desde a túa conta de Google+. Sair /  Cambiar )

Twitter picture

Estás a comentar desde a túa conta de Twitter. Sair /  Cambiar )

Facebook photo

Estás a comentar desde a túa conta de Facebook. Sair /  Cambiar )

Conectando a %s